Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/11/d378706036/htdocs/david/blog/wp-content/plugins/jetpack/_inc/lib/class.media-summary.php on line 77

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/11/d378706036/htdocs/david/blog/wp-content/plugins/jetpack/_inc/lib/class.media-summary.php on line 87
Cultura – Página 2 – David Fernández

III Encuentro de la Fundación Andreu Nin

Los próximos días 23, 24 y 25 de octubre se celebrará en Xixón/Gijón (Asturies) el III Encuentro de la Fundación Andreu Nin con motivo del 75º aniversario de la revolución de 1934 en Asturies. El grupo promotor de dicho encuentro en Asturies queremos invitar a todxs aquellxs que, como nosotrxs, no ni admiten la amnesia colectiva ni el borrón y cuenta nueva, sino que creemos fundamental la conservación de la memoria, la dignidad y la justicia de todxs aquellxs que soñaron con un mundo mejor y que con sus vidas forjaron el camino para hacer cada vez más posibles aquellas utopías. Por ellxs, por todxs aquellxs que un 5 de octubre de 1934 quisieron asaltar los cielos van estos actos.

Para más información hay un blog oficial del encuentro donde se detalla el programa, las actividades y la información adicional.

Sin ciencia, no hay conciencia

Me sumo a la campaña «La ciencia española no necesita tijeras» que pretende mostrar el desacuerdo ante el recorte anunciado para los presupuestos generales del estado para 2010 en materia de inversión en investigación científica.

Se pide que escribamos una razón de porqué creemos que no debe recortarse en inversión científica por tanto mi razón es que sin ciencia no hay conciencia. Sin investigación científica, desarrollo e innovación la sociedad no avanza. Y no lo digo con un espíritu positivista creyendo en el avance imparable y la evolución, me refiero a la madurez de la sociedad, al desarrollo de un espíritu crítico y de la capacidad de plantearnos alternativas y soluciones a los problemas globales de nuestros días.

Sin inversión científica jamás habrá una vacuna conta el SIDA, ni se erradicará el cáncer, ni se podrá parar el terrible calentamiento global, ni tampoco se podrán encontrar modelos energéticos alternativos, ni muchas otras cosas.

Con investigación pública y con voluntad política se puede hacer frente a todos los grandes problemas de la Humanidad.

Es por ello que yo también creo que la ciencia española no necesita tijeras.

¡Hasta siempre Negra!

Finalmente la Negra Sosa, como se conocía popularmente a Mercedes Sosa no ha podido aguantar más y con ella se ha ido una de las voces fundamentales de la música latinoamericana y, en definitiva, de todas las músicas que buscan la libertad y el amor por el mundo y por los seres humanos. Una voz de libertad, una voz de esperanza, sin duda hoy es un día un poco más triste con su pérdida.Mercedes fue una de las voces más importantes de la música argentina, con un ferviente compromiso con la clase obrera a la que dedicó gran parte de su música. Por sus ideas tuvo que exiliarse en España durante la dictadura donde entró en contacto e incluyó en su repertorio canciones de otros grandes cantantes de este lado del charco como Joan Manuel Serrat.

Para todos aquellos que ya desde jóvenes tenemos inquietudes políticas, con una gran sensibilidad hacia las «causas americanas», Mercedes, la Negra Sosa, fue sin duda uno de los referentes que compartía estantería con Víctor Jara, Quilapayún, Inti Illimani, Silvio Rodríguez… Sin duda hoy es un día triste para los desposeídos, para los obreros del mundo, para Argentina y, sin duda, para la izquierda romántica y sensible que mantiene aun una llama de esperanza en que la Humanidad se merece eso, un poco de humanidad.

Hasta siempre Negra.

Breve historia del poder negro en norteamérica (I): Presentación

Comienzo con este post una serie de textos sobre el poder negro en los Estados Unidos de Norteamérica, un poder no necesariamente ostentado, sino más bien por la adquisición de conciencia del mismo y la lucha por su consecución por parte de quienes no lo ostentan. Un poder, que lejos de emanarse de las instituciones, se desarrolla socialmente en jerarquías basadas en la desigualdad social ampliamente amparadas bajo un gobierno que a pesar de su morfología democrática ejerce un poder despótico sobre las minorías raciales o culturales.

A lo largo de estos posts, que aglutino bajo el dossier Breve historia del poder negro en Norteamérica, voy a intentar hacer un breve resumen de lo que podríamos llamar poder negro. Entenderémos, en definición de Weber, poder como la probabilidad de imponer la propia voluntad dentro de una relación social, aún contra toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esa probabilidad. Por tanto, a lo largo de estos posts pretendo sintetizar la lucha desempeñada por la población negra norteamericana por analizar, teorizar y enfrentarse al poder establecido, en manos de la oligarquía blanca, para intentar ostentar el poder o, en muchos casos, intentar construír contrapoderes propios.

En siguientes posts desglosaré trozo a trozo la historia de este movimiento de emancipación desde sus orígenes hasta nuestros días, siendo, obviamente, la esclavitud el primero de los temas a tratar al ser origen de esta historia y uno de los capítulos más oscuros de la historia de norteamerica.

Como cita introductoria, recojamos lo que Karl Marx escribía en Miseria de la Filosofía sobre el tema: «Sin esclavitud, no tendréis algodón; sin algodón, no tendréis industria moderna. Ha sido la esclavitud la que ha revalorizado las colonias, son las colonias las que han creado el comercio general, la universalización del comercio es la condición de la gran industria. Haced desaparecer la esclavitud y habréis borrado Norteamérica del mapa de los pueblos».

Espero que os resulten de interés los posts que iré aglutinando bajo este dossier que no publicaré de forma consecutiva para no monopolizar temáticamente el blog.

Los combates cotidianos

Si hay algo novedoso y maravilloso que la cultura pop del siglo XX aportó a la historia social y a la cultura es el comic y la novela gráfica, en el sentido amplio de la palabra. Un nuevo formato, un nuevo medio y una nueva forma de seducir a un público que, aunque con los mismos mensajes, precisa de un lenguaje adaptado a nuestra forma de vida.

Más allá de historias de superhéroes, que también sigo desde mi juventud, hay un subgénero dentro del comic impresionante y útil para la concienciación y la reflexión ideológica, que junto a la creación artística crea nuevos espacios allá donde las novelas o ensayos probablemente no puedan llegar con su lenguaje. Me refiero a lo que yo llamo comic «social».

Hoy os hablo de Los combates cotidianos (Le combat ordinaire), una obra genial en cuatro tomos, que nos enseña precisamente lo que el título dice: los combates cotidianos de un joven periodista francés, un joven que no quiere sentarse a esperar mientras su frustrante pero exitosa vida le ahoga.

Dejar un trabajo de exito para dedicarse a si mismo, a sus pasiones, a enamorarse, a conocerse tanto a si mismo como a su familia, dejar que en su vida entre alguien más que su repelente gato. Y de trasfondo la desindustrialización, los ex-compañeros de astillero de su padre que votan a Le Pen, la hipocresía y el snobismo de la vida cultural parisina, las historias ocultas de la familia y la lucha con la cotidianedad de esa enfermedad malvada llamada olvido.

Sin duda, una de esas pequeñas joyas gráficas de nuestros días que, sin apenas darnos cuenta, nos da un bofetón de realidad que esperemos sepa abrir algunos ojos y algunas mentes.

Sesión de tarde: L’aveu (La confesión)

Hablemos de cine. Pero de cine del bueno, de ese gran cine de autor firmado por uno de los más importantes directores de tinte político, el señor Costa-Gavras.

Del mismo director de la genial Z de la que si no os hablé os hablaré, hoy os recomiendo L’aveu (La confesión), film de 1970 basado en la obra L’aveu, dans l’engrenage du procès de Prague de Artur London y genialmente transformada en guión por Jorge Semprún.

Un thriller político de los buenos, que te mantiene en tensión durante los 135 minutos de película para narrarnos las purgas sobre la izquierda heterodoxa en las filas comunistas durante el preludio de la Primavera de Praga.

Protagonizada por Yves Montand y Simona Signoret, pareja en el film y en la vida real, nos introduce en una atmosfera compleja que nos hace interiorizar y empatizar con el clima de asfixia del protagonista. Los flashbacks, el juego de cámara, combinados genialmente con unos movimientos y unos primeros planos sencillamente estupendos, ayudan a hacer esta una de esas películas que te enganchan hasta el final.

En definitiva, no dejo de estar hablando de una joya del cine firmada por uno de los mejores directores de cine político que no temen a utilizar el arte para decir las verdades al mundo.

http://www.linternaute.com/sortir/cinema/film/dossier/cinema-politique/l-aveu.jpg

Malos recuerdos,
sed no obstante bienvenidos…
sois mi lejana juventud…