La violencia de los de arriba

Cuando el movimiento 15M irrumpió en la escena política y desde las plazas nos dió una hostia de realidad, supo concretar en una serie de pancartas y lemas lo que muchos pensábamos. La tan manida mayoría silenciosa sí nos veíamos representados en lo que todas estas pancartas decían.

Personalmente hubo una que me encantaba en la que rezaba “Violencia es cobrar 600€”. Quédese el lector con esa frase y reproduzca el video que adjunto a continuación:

Me gustaría dirigirme al interlocutor como señor, pero entiendo que para ser un señor en esta vida hay que tener palabra, hay que afrontar los problemas como decimos en mi casa, “como un paisano”. Lo llamaría individuo, pero también sabemos que determinados tipos de personas en este país siempre encontrarán la forma y el dinero para lanzar toda la justicia contra tí en defensa de su “honor”. Así que vamos a llamarlo simplemente por su nombre.

Se llama Miguel Ángel Zabala y es presidente de Ibersa y de Benito Sistemas de Carpintería. Yo hasta ahora no tenía el gusto de conocerlo, ni su nombre, ni su cara. Lo único que sabía era lo que la dirección de Benito sistemas hacía con sus trabajadores ya que la madre de uno de mis mejores amigos era una de las trabajadoras de uno de sus talleres. Sabía de los impagos, de las condiciones laborales más que cuestionables, de las mentiras de la dirección.

Este victimismo que se ve en el video se debe a un “escrache” que sufrió su domicilio familliar, a lo que responde amenazando con llevarse la planta a Galicia. La familia no se toca, se ve que le duele que sus nietos hayan visto a unos trabajadores reclamando que se les pague las nóminas pendientes, que se les pague el salario que les pertenece legítimamente.

Vuelvo a tomar la frase con la que iniciaba este breve post, “violencia es cobrar 600€”. Porque sí, porque la violencia tiene mil formas y mil caras, y de eso saben mucho los gestores de Benito Sistemas de Carpintería. Violencia es tener meses y meses a los trabajadores sin cobrar. Violencia es utilizar la situación de poder que te da para rebajar sus condiciones laborales y aplastar sus derechos aprovechándote de una crisis que tu gente ha provocado. Violencia, en definitiva, es negarle el pan y  la sal a quienes producen las rentas de tu riqueza, es decir, a los trabajadores.

Me pregunto por qué es más violento que los nietos de un señor que no paga sus deudas a sus trabajadores o que haya familias enteras del occidente asturiano endeudadas por no cobrar lo que les pertenece. Me pregunto si no es más violento que trabajadores que durante tantos años hicieron una empresa crecer y prosperar, con los que no se compartieron los beneficios de ese crecimiento, ahora se les exija a ellos asumir las pérdidas. ¿No es más violento que haya trabajadores de tu empresa a punto de perder su vivienda por no poder pagar su hipoteca o necesitando recurrir a ayudas familiares para poder comer? Como bien decía aquel lema de Izquierda Unida, “es hora de que el miedo cambie de bando”. Que sean todos los Migueles de este país los que comiencen a sentir la presión de los que están o estamos sufriendo las verdaderas consecuencias de esta crisis.

Me tomo la libertad de enlazar aquí un texto que he visto esta tarde en Facebook de una mujer que le da una respuesta mejor a este señor. Que corra la voz y que la solidaridad con los trabajadores de Benito Sistemas inunde todo el occidente. Afortunadamente también sigue habiendo ejemplos de solidaridad como el de los trabajadores de Ence en Navia.


3 Replies to “La violencia de los de arriba”

    1. No Dani, gracias a vosotros. Yo poco puedo hacer, salvo escribir unas líneas de apoyo porque conociendo un poco la situación que venís padeciendo desde hace tiempo por mediación de mi amigo Moisés, me fervió la sangre ver a este señor por la TPA. Mucho ánimo y todo mi apoyo desde aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: