Una historia sobre la incomunicación entre Pronga-Beifar

Hace ya tres años que una de las cada vez más frecuentes riadas del Nalón se llevó por delante la pasarela que une Pronga con Beifar, complicando las comunicaciones entre ambos núcleos. Los unos no pueden acceder al tren, los otros no pueden ir a misa, y los todos, en definitiva, tienen que dar vueltas en coche de varios kilómetros para poder sortear el obstáculo del río.

Pero esta incomunicación tampoco es reciente, porque ya hace 102 años, se denunciaba los problemas que tenían los vecinos de la zona para poder cruzar de una orilla a otra.

La “Revista General de Enseñanza y Bellas Artes” recogía en su número 32 del 15 de abril de 1911, un artículo que bajo el título “La enseñanza en Asturias” recorría la situación de las escuelas en todo el territorio asturiano, siendo de interés para los pravianos el siguiente fragmento:

pronga

Como vemos, la incomunicación de ambos núcleos no es algo nuevo, aunque sí sea más comprensible en una época como aquella que en pleno siglo XXI, con los avances técnicos a nuestra disposición para remediar el problema. Aunque de aquella el problema era principalmente de los niños que se veían imposibilitados para acudir a la escuela durante los meses de invierno por la dificultad para cruzar el río, hoy en día afecta a todos los vecinos, teniendo en cuenta el envejecimiento de la población. Tampoco se libra el alumno de Pronga que tiene que ir al Instituto. Hay cosas que 102 años después no cambian, como si el tiempo siempre tendiese a pararse en el mismo punto de la historia.

Estado actual de la pasarela (Foto: Izquierda Unida de Pravia)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: