Disculpen las molestias

Aunque soy consciente de la limitada difusión de mi blog (según las estadísticas unas decenas de lectores suelen ojear mis posts) creo que me veo en la obligación de pedir una sincera disculpa a los mismos por mi ausencia inexplicada durante este último par de meses pero ya se sabe, entre estudios, trabajo y que por fin he recuperado tiempo para una vida social más que maltratada en los últimos tiempos, pues el blog se resiente, y cosa de la que me alegro, que al menos sea por cosas buenas.

Pero bueno, no cabe duda que aunque no con toda la regularidad que se merecería un blog (envidio a todos esos bloggers capaces de día a día aportar algo nuevo a sus espacios) voy a seguir con el mismo con la periodicidad irregular que esta irregular vida me permita o que mi caracter sumamente zigzagueante me lo consienta.

Ora et labora.

One Reply to “Disculpen las molestias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: