Sé lo que hicisteis el último verano

 Este domingo, 2 de septiembre, se cumple un año de la reforma de la Constitución que aprobaron en el Congreso PSOE y PP, que implicó “cambiar de raíz el actual modelo económico sólo para favorecer aún más los intereses del capital financiero.” Con la reforma se limita el deficit público y se da prioridad absoluta al pago de la deuda, impidiendo así que el Estado pueda endeudarse para financiar los servicios públicos, las políticas sociales o crear empleo público.

Hace un año, Izquierda Unida llevó a cabo una campaña para exigir un referéndum sobre la reforma, y anunció, como se ha cumplido, que tras la misma “la receta para el futuro se basa en el recorte y el deterioro de los servicios sociales, la liquidación de lo público y el ataque a las condiciones salariales y laborales de los empleados públicos y el conjunto de trabajadores y trabajadoras”. Como estamos viendo, con la reforma, se prioriza el rescate a la banca, mientras empeoran cada vez las condiciones de vida de las personas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: