Municipales en Pravia: ¡Bien has hozado, viejo topo!

“Desde Shakespeare a nuestros días, pasando por Marx, el topo es la metáfora de lo que avanza obstinadamente, de las resistencias subterráneas y de las irrupciones súbitas y, muchas veces, inesperadas. Cavando con paciencia sus galerías en el espesor oscuro de la historia, surge en ocasiones a plena luz, en el destello solar de un acontecimiento. Él encarna el rechazo a resignarse a la idea de que la historia esté llegando a su fin.” Daniel Bensaïd

Nos llamaron utópicos, radicales, que éramos una izquierda poco seria, que sólo proponíamos astracanadas o que nuestras posturas siempre fueron demasiado izquierdistas para Pravia. A pesar de ello, este 24 de mayo, casi 700 pravianas y pravianos decidieron probar suerte votando algo diferente y facilitando la entrada de Izquierda Xunida por primera vez desde su fundación en el ayuntamiento de Pravia.

Bien es cierto que en 1979 hubo tres concejales del Partido Comunista (Ceferino, Emilio Corrales y Manolo Controbo) pero desde aquella ocasión, la pluralidad de las voces en los plenos fueron comunes en el seno de la derecha pero no en el de la izquierda.

Pues aquí estamos, en 2015, Izquierda Xunida de Pravia entra al ayuntamiento con dos concejales y un 15% de los votos. Estoy contento, no hay duda, aunque me pueda asaltar la sensación agridulce de no haber sido posible romper la mayoría absoluta del PSOE que tan mal está haciendo al concejo a nuestro juicio. Pero bueno, de eso no somos responsables ni nosotros, ni las casi 700 personas que depositaron en nuestra candidatura su confianza.

Si hubiese que resumir las razones del porqué de este éxito, me gustaría destacar varias que considero las más importantes.

Por un lado el haber sido generosos, haber conciliado en una lista electoral, sin renunciar a los vectores ideológicos que consideramos fundamentales, a personas que a su manera y desde su prisma construyen discursos y propuestas alternativas para nuestro concejo. Lo dije muchas veces en campaña y me reitero en aquel anuncio ochentero de La Bola de Cristal que decía “solo no puedes, con amigos sí”. En esa línea, hemos sido capaces de crear una candidatura abierta, plural, profundamente renovada y con gran peso de gente joven, de edad, pero sobre todo de pensamiento.

Por otro lado somos conscientes de que hemos sido receptores de muchos votantes desencantados con el devenir del PSOE. Socialistas de izquierdas como yo que se atrevieron a mirar más las ideas que las siglas. Ese es el camino que venimos trabajando y que espero que continuemos en un futuro, el de no perder de vista que el objetivo es transformar Pravia con un proyecto transformador de izquierdas, donde lo que importe la suma de ideas y proyectos.

Tampoco hay que olvidar el haber sido realistas, con los pies en el suelo y capaces de elaborar un proyecto político sólido basado en un equipo de gran valía y en un programa electoral realizable y alejado de macroproyectos y propuestas de vendedores de feria. Hicimos una campaña limpia, sin cizaña y sin caer en las triquiñuelas para dificultar el trabajo de los demás, cosa que no pueden decir otros partidos.

Dejo para el final la parte que considero más importante porque, como bien cito más arriba, debemos gran parte del éxito a la labor de ese viejo topo que fue cavando los cimientos desde abajo, en silencio, con un trabajo desagradecido pero firme. Sin todo el esfuerzo de Jesús Lastra, nuestro coordinador, que a lo largo de todos estos años vino sujetando la bandera de que Pravia merecía tener otra izquierda, esto no sería posible. Sin su ayuda para conocer pueblo a pueblo y caleyo a caleyo los problemas de nuestro concejo, hoy no tendríamos nada que celebrar. Sin duda “el barbas” como lo conocen, se merece todo el reconocimiento de las gentes de izquierdas de Pravia. Al menos el mío, lo tiene asegurado.


Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web